Cuando un niño no puede estar quiero, o actúa sin pensar primero es posible que padezca del trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH). En Neurología y Neurocirugía BCS queremos contarte sobre este problema.

Los síntomas del TDAH comienzan antes de los 12 años de edad y, en algunos niños, se notan a partir de los 3 años de edad. Estos síntomas pueden ser leves, moderados o graves, y pueden continuar hasta la edad adulta.

Las principales características del TDAH son:
-Falta de atención predominante: La mayoría de los síntomas corresponden a la falta de atención.
-Conducta hiperactiva/impulsiva predominante: La mayoría de los síntomas son la hiperactividad e impulsividad.
-Combinado: Esta es una mezcla de síntomas de falta de atención y síntomas de hiperactividad/impulsividad.

FALTA DE ATENCIÓN
Un niño que manifiesta un patrón de falta de atención a menudo presenta las siguientes características:

-No es capaz de prestar atención minuciosa a los detalles o comete errores por descuido en los trabajos escolares.
-Le cuesta permanecer concentrado en tareas o juegos.
-Parece no escuchar, incluso cuando se le habla directamente.
-Tiene dificultades para seguir instrucciones y no logra terminar las tareas o los trabajos escolares.
-Tiene problemas para organizar tareas y actividades.
-Evita o le disgustan las actividades que requieren un esfuerzo mental de concentración, como la tarea escolar.
-Pierde los elementos necesarios para las tareas o las actividades, por ejemplo, juguetes, asignaciones escolares, lápices.
-Se distrae fácilmente.
-Se olvida de hacer algunas actividades diarias, como las tareas del hogar.

HIPERACTIVIDAD E IMPULSIVIDAD
Un niño que manifiesta un patrón de síntomas de hiperactividad e impulsividad a menudo presenta las siguientes características:

-Está inquieto o da golpecitos con las manos o los pies, o se retuerce en el asiento.
-Le cuesta permanecer sentado en el aula o en otras situaciones.
-Está en constante movimiento.
-Va de un lado para otro o trepa en situaciones no apropiadas.
-Tiene problemas para jugar o realizar actividades tranquilas.
-Habla demasiado.
-Da respuestas apresuradas o interrumpe a quien le hace preguntas.
-Tiene dificultades para esperar su turno.
-Interrumpe conversaciones, juegos o actividades de otros, o se entromete en ellas.
-El comportamiento típico de desarrollo comparado con el TDAH.

CUÁNDO CONSULTAR AL MÉDICO
Si te preocupa que tu hijo muestre signos de TDAH, consulta a los especialistas de Neurología y Neurocirugía BCS, donde ofrecemos atención neurólogo pediátrica, pero es importante que primero se realice una evaluación médica para detectar otras posibles causas de las dificultades de tu hijo.